Piamonte

Monte Moviso (vía Invaxion Flickr)
Monte Moviso en la región del Piamonte (vía Invaxion Flickr)

Pese a ser la segunda región en kilómetros cuadrados de Italia el Piamonte de los Saboya (Piemonte en italiano) ha pasado poco menos que desapercibida en las guías de turismo que nos ofrecen rutas de una semana por Italia. Decir que es imprescindible sería exagerar, pero para los que buscan un turismo alejado de las masas de la capitalina Roma, o de los flashes de Venecia, el Piamonte puede ser una gran alternativa.

El circuito barroco de las Residenze Sabaude (Residencias Sabaudas), los Sacri Monti (Sagrados Montes), muchos de los cuales han sido proclamados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad son dos ejemplos de cosas que no hay que perderse, aunque no sean las únicas.

Límitrofe con Francia y Suiza, Piamonte tiene corazón de montaña. El aire fresco de los Alpes al que sólo renunciamos en el motor industrial Turín, nos acompaña durante todo el viaje, y se nota que la presencia del rio Po, el más grande Italia,- junto a sus múltiples afluentes-, es la regadera que tiñe de verde los parques naturales de las provincias de Alessandria, Asti, Biella, Cuneo, Novara, Turín, Verbano-Cusio-Ossola y Vercelli.

Piamonte, cuyo nombre proviene de Pedemontium (al pie de los montes) nos sugiere inmediatamente palabras como Alpes, nieve, y actividades de montaña. La cumbre de Monte Rosa, uno de los picos más altos de Europa, y Monviso, inicio del Po sólo son la punta del iceberg de las numerosas cordilleras de Piamonte.

Además de montañas en Piamonte se puede disfrutar de la visita desde Valsesia a una ruta glaciar, por el glaciar de Monte Rosa donde aprender didacticamente los fenómenos de formación  de las “caldaie del Sesia” y las “marmitte dei giganti”.

Otra joya de la naturaleza es la segunda catarata más grande de Europa el Toce, en val Formazza, con 143 metros, y sus numerosos lagos donde destacan el Lago Grande (Lago Maggiore), el Lago D’Orta y el Lago Mergozzo. En el primero podemos hacer una excursión a las Islas Borromee (Isola Bella o de la Isola Madre) donde los jardines barrocos a la italiana que la familia de los nobles Borromee parecen ajenos al avance del tiempo.

Junto a Toscana, Piamonte posee una red de aguas termales considerable, on cuatro puntos principales: Acqui Terme, en la provincia de Alessandria; Agliano Terme, en la provincia de Asti; Garessio, Lurisia, Valdieri y Vinadio, en la provincia de Cuneo; Bognanco y Crodo, en la provincia de Verbano Cusio Ossola.

La tierra de uno de los más firmes defensores de la unificación de Italia, Cavour, es también la patria de la trufa, y la de grandes firmas de la economía italiana, como Fiat. No es casualidad que junto a Lombardia, Piamonte sea la región más industrializada del país.

Capital en el proceso de fusión de Italia, el reino de Piamonte Cerdeña lideró una sinergia que acabó con Vittorio Emanuele II como rey de Italia. De hecho Turín fue capital del nuevo país entre 1861 y 1865. Antes, en 1800 la batalla de Marengo desequilibró la contienda entre franceses y austriacos a favor de las tropas de Napoleón. La ciudad de Alessandria recrea en el museo de dicho acontecimiento la famosa confrontación.

Que hacer en Piamonte. Actividades

Que ver en Piamonte

En la capital de Piamonte, Turín, cuna de la Fiat miles de turistas y devotas visitan la catedral donde se custodia la Sabana Santa, el “santo sudario” que según la tradición cristiana cubrió el cuerpo de Jesucristo después de la crucificación. La apertura del Museo de Artes Orientales (MAO) intenta revertir la imagen de ciudad gris y sin atractivos de Turín. Esa falsa imagen que no ha sabido vender durante décadas  la vida cultural (Turín cuenta con más de 100 museos) el urbanismo y arquitectura de Turín, con sus palacios y plazas turinesas diseñados por destacados arquitectos, o la influencia del art noveau y del liberty,  presentes en las residencias burguesas, avenidas y plazas. La “Mole,” el edificio más reprentativo de  la ciudad, finalizado en 1889 y por Alessandro Antonelli sorprende por sus 167 metros.

Asti, por contra es una ciudad volcada a los eventos gastronómicos y a la producción de vino. La Sagre (feria) de septiembre permite degustar las comidas típicas de Piamonte, y probar el chocolate tradicional que nada tiene que envidiar al de Suiza.

Biella es, por su situación el lugar idóneo para conocer la naturaleza de la región, los Alpes Biellanos están algo más virginales que el resto de la cordillera.

Mapa de carreteras del Piamonte
Mapa de carreteras del Piamonte