Necrópolis Etruscas de Cerveteri y Tarquinia

Necrópolis Etrusca de Cerveteri (Foto Flickr de lumao)
Necrópolis Etrusca de Cerveteri (Foto Flickr de lumao)

Las Necrópolis Etruscas de Cerveteri y Tarquinia forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 2004.

Parte de sus tumbas, excavadas en la roca forman túmulos coronados por hierba que sirven de tejado natural. Los interiores están adornados con bajorrelieves o pinturas murales en un estado de conservación encomiable.

La necrópolis de Banditaccia, en las afueras de la localidad de Cerveteri, presenta miles de tumbas siguiendo el plan urbanístico de una ciudad, con sus barrios, calles y espacios abiertos . Las tumbas de este cementerio son de diferente estilo funerario: túmulos, zanjas excavadas en la piedra y oquedades en la roca en forma de chozas o casas. Presentan gran profusión de detalles en su estructura , que hacen de ellas los únicos vestigios de la arquitectura residencial etrusca. La necrópolis de Tarquinia, conocida como Monterozzi, consta de 6.000 sepulcros excavados en la roca y es extremadamente interesante por los doscientos nichos están decorados con pinturas. Las sepulturas más antiguas datan del siglo VII a.C.

Los etruscos siguen representando una de las páginas más fascinantes, misteriosas y complejas de la evolución de la cuenca mediterránea. Pueblo orgulloso y luchador, llegó a alcanzar altos niveles en las artes y la estructura social, cualidades que lo llevaron a una hegemonía secular sobre todo en la parte sur de la Toscana y Lazio antes de la llegada de Roma.

La devoción y respeto por los muertos se refleja en los extraordinarios cementerios como la Necrópolis de Cerveteri y Tarquinia que, por su estructura “urbana” y los frescos de las cámaras funerarias, son un testimonio único y excepcional de la civilización etrusca.

Hay tours que incluyen en su ruta etrusca la visita a las Necrópolis Etruscas de Cerveteri y Tarquinia