La red de ferrocarriles de Albula y Bernina

Línea ferroviaria de Albula (Foto Flickr de stefanrechsteiner)
Línea ferroviaria de Albula (Foto Flickr de stefanrechsteiner)

La línea ferroviaria de Albula  fue finalizada en 1903, y la de Bernina, en 1910.  El ferrocarril  de Albula en la Lombardía italiana es una clásica línea montaña para trenes de vapor. Su trazado y sus construcciones con piedra local recuerdan el auge de la época clásica en la construcción de líneas ferroviarias en Italia. La línea de Albula es reconocido como una obra maestra de ingeniería, salvando obstáculos hasta entonces imposibles de librar.

La línea de Bernina es el tramo transalpino más alto de Europa y uno de los ferrocarriles más empinados del mundo. su modelo de construcción sirvió como estandar para posteriores vías de complicada ejecución y que al mismo tiempo debían integrarse en el paisaje sin alterarlo.

Estas líneas conectan Engadina con el turismo internacional y ellos mismos son una atracción turística. El perímetro original del sitio  se limitaba al territorio suizo e incluía el territorio atravesado por el ferrocarril entre Thusis y Campocologno. La entrada de esta línea ferroviaria al Patrimonio de la UNESCO en 2009 ha propiciado su ampliación hasta la ciudad de Tirano.

La concesión del título de Patrimonio de la Humanidad a una línea ferroviaria no es casual. Con anterioridad ya obtuvieron el reconocimiento de la Unesco “Semmeringbahn” en Austria y los trenos en India.

Si estamos de vacaciones en la Lombardía o en su capital, Milán, una excursión diferente nos la puede proporcionar el  tour ferroviario Bernina Expreso que partiendo de Milán llega hasta St Moritz atravesando los Alpes Suizos y su paisaje de glaciares, montañas, puentes estrechos en desfiladeros vertiginosos y tuneles que horadan la coordillera montañosa.