Arquitectura de Italia

Torre Pirelli en Milán
Torre Velasca en Milán

La arquitectura ha sido desde siempre una de las grandes obsesiones de Italia, ya desde los primeros edificios emblemáticos del imperio romano.

Arquitectura del siglo XX

El siglo XX transformó la silueta de las ciudades de Italia con nuevos edificios que rasgaron las nubes, y que dejaron a la sombra la hegemonía de los campanarios de catedrales.

Con desigual fortuna la arquitectura de la dictadura de Mussolini y las nueves corrientes de la postguerra han buscado pervivir al menos tanto como las construcciones de la Roma Clásica.

El depuesto lider fascista promovió un estilo propio, caracterizado por el derroche de medios para eternizar su obra, concebida bajo preceptos ideológicos que pretenden retaurar el “Imperio Italiano”. Este neoclasicismo tiene numerosos ejemplos arquitectónicos por toda Italia, como mausoleos a los caidos y mutilados. El Palazzo della Civiltá Italiana, de 1940 (Palacio de la civilización italiana), -denominado Coliseo Cuadrado por las filas de arquerías que recuerdan al circo romano – puede ser tomado como exponente de esta línea constructiva.

Despúes de la guerra Milán fue escenario de cambios sustanciales unidos al desarrollo económico del norte de Italia. Fruto de ellos del centro de la ciudad milanesa emerge la Torre Velasca , construida en 1954 por Gianluigi Banfi, Ludovico Belgiojoso, Enrico Peressutti y Ernesto Nathan Rogers. La torre mide unos 100 metros de altura, es de estilo modernista con la parte más baja más estrecha y la parte alta apoyada en vigas, al estilo de los castillos y torres de  homenaje del Medievo italiano. Comenzada antes, pero terminada diez años después, en 1960, el rascacielos Pirelli, obra del arquitecto Gio Ponti puso un nuevo techo de 127 metros y 31 plantas. De cemento armado el edificio construido para la empresa de neumáticos Pirelli es actualmente la sede de la Región de Lombardía.

Boceto de la futura torre costera de Rímini
Boceto de la futura torre costera de Rímini

Arquitectura del siglo XXI en Italia

El siglo XXI abre nuevas posibilidades a la arquitectura italiana. Son numerosos los estudios que cambiarán la fisonomía de ciudades de toda Italia.

Entre ellos la renovación de la línea de costa de Rímini, a cargo de Foster & Partners, o el doble edificio Museo y un edificio multifuncional ideado por el estudio Zaha Hadid Architects en Reggio Calabria, frente a Sicilia, y cuya original planta del museo se inspira en las formas orgánicas de las estrellas de mar. Su simetría radial ayuda a coordinar la comunicación y circulación entre las diferentes secciones del museo y el resto de servicios. El museo albergará espacios expositivos, un archivo, un acuario, una biblioteca y un restaurante.

El nuevo tejido tecnológico y financiero ha servido de campo de experimentación para que arquitectos pongan a punto su imaginación, como en el Parque científico de Bolzano.

Incluso barrios enteros, como el Eur de Roma miran ya atrás, al pasado Mussoliniano con nuevos edificios como el Centro de Congresos Nuvola de Fuksas. El Auditorium Parco della Musica en la zona de Flaminio, el Maxxi (Museo Nacional de las Artes), el rompedor Museo Ara Pacis, o el Nuovo Macro son la nueva apuesta por la arquitectura moderna en Roma.