Tradiciones de Roma en Nochevieja

Plato típico de la Nochevieja italiana: Lentejas con cotechino
Plato típico de la Nochevieja italiana: Lentejas con cotechino

Roma, ciudad histórica y de tradiciones, se viste de gala la noche de Fin de Año, para recibir a lo grande al Año Nuevo. Las lentejas y el “cotechino” (una especie de salchica de cerdo), son los dueños de la gran cena de medianoche.

Por la tarde es aconsejable pasarse por los mercados de navidad de Piazza Navona donde con motivo de las fiestas se ponen puestos que ofrecen desde adornos navideños, (los típicos belenes, árboles, bolas y muñecos de la Bruja Befana) a productos de esta época del año.

Durante la noche del 31 de diciembre, los comensales se reúnen alrededor de la mesa y disfrutan de numerosos manjares, hasta que llegan las campanadas y con ellas, el plato esperado: las lentejas y el cotechino.

Las lentejas son consideradas por los romanos como símbolo del dinero y por lo tanto, de la riqueza y prosperidad para el Año Nuevo: se cuentan las lentejas a la vez que se comen, así que cuantas más se cuentan, más dinero se tendrá.

Se trata de una tradición muy antigua en Italia, ya que se sabe que los antiguos romanos ya solían regalar para Fin de Año lentejas, augurando así un Año nuevo rico para aquel que las recibía.

Otra tradición muy ligada a la última noche del año en Roma y en toda Italia, es la  de comer uvas, símbolo también de dinero y riqueza.

La fiesta viene después de la cena de nochevieja, con cotillones en discotecas o cenas que incluyen un pack con la entrada a fiestas y derecho de consumición. Por la calle también hay ambiente callejero y la gente lleva motivos navideños como gorros de Santa Claus y confeti.

Antes y después de las campanadas también se celebran conciertos como por ejemplo los de música clásica en el Auditorio, o en el ya habitual concierto de grandes artistas italianos en el Foro Imperial, donde se concregan miles y miles de romanos.

Super sobre la mesa llena de manjares, rodeado por los comensales de fiesta, con las campanadas de la medianoche, el plato delicioso y espera: las lentejas y la salchicha.