Coliseo de Roma

Coliseo de Roma de noche
Coliseo de Roma de noche

El Anfiteatro Flavio, más conocido como el Coliseo de Roma, es uno de los monumentos de la época romana más famosos en el mundo. Su nombre, Coliseo, proviene de la enorme estatua de bronce de Nerón, que se erigió en sus cercanías y que le dio su nombre al ”Coliseo de Nerón”.

Vespasiano inició la construcción del Coliseo y fue completado por el emperador Tito en el año 80 d.C. La inauguración del Coliseo de Roma fue espectacular: duró aproximadamente 100 días, según las descripciones en las crónicas de la antigua Roma.

El Coliseo de Roma en cifras

El Coliseo tenía cuatro plantas, con una altura de 48,50 metros y una extensión de aproximadamente 19 mil metros cuadrados. El primer piso mide 10,50metros, con semicolumnas de estilo dórico. El segundo piso, más alto, tiene columnas jónicas y e tercer piso, de 11,60 metros de altura, tiene columnas corintias, mientras el cuarto piso dispone de pequeñas ventanas cuadradas. En este punto se encontraban las sujeciones para el toldo de lona que se utilizaba para proteger a los espectadores del sol. Los 240 mástiles, con sus correspondientes anclajes desplegaban el toldo para evitar la lluvia o el calor estival. Para semejante despliegue técnico se recurría a la fuerza bruta de aproximadamente mil personas (se calcula que el peso de la tela podía alcanzar fácilmente las 24 toneladas), que procedían a estirar la cubierta.

La arena elíptica del Anfiteatro Flavio, que mide unos 77 metros por 46, estaba formada por un tablero de madera recubierto de arena. Bajo este entramado se encontraban galerías concéntricas con celdas y vestidores, de donde emergían los gladiadores y las bestias a través de rampas y trampillas con sofisticados sistemas de poleas que hacían la vez de elevadores. Para acceder existían dos ingresos: al oeste la “Porta Triumphalis”, por donde entraban los gladiadores y los animales, y al este la “Porta Libitinensis”, donde salían los cuerpos sin vida de los luchadores.

El aforo del Coliseo de Roma estaba entre 45.000 y 55.000 espectadores, que entraban y salían al recinto por los 76 vomitorium o entradas. Los asientos se distribuían en cinco niveles: el más próximo a la arena se reservaba a los patricios senadores y personalidades. Todos los asientos eran de mármol, excepto el más lejano (y cuya entrada era más económica) que eran de madera. Para facilitar la distribución del gentío, la entrada contaba con una ficha con información para llegar al asiento.

Recreación virtual del Coliseo de Roma
Recreación virtual del Coliseo de Roma

Los espectáculos del Coliseo

El Coliseo se construyó con el deseo de albergar grandes juegos de gladiadores, situando a Roma en la cima de la fama, ya que anteriormente tenían lugar en un edificio provisional de madera construido por Nerón en el Campo Marzio, después de que el viejo anfiteatro de Tito Stanlio Tauro quedara destruido en el famoso incendio del 64 d.C.

Los espectáculos se dividían en varias fases, comenzando por el desfile de los aclamados gladiadores, acomparsados por trompetistas bajo los aplausos del enfervorecido público que al igual que con los deportistas actuales tenía sus preferencias.

Tras las “presentaciones” y en horario matinal comenzaban los denominados Bestiarios, que eran o bien luchas entre animales (felinos, toros, osos, cocodrilos e incluso “bestias exóticas” como hipopótamos y elefantes) o bien juegos de caza y luchas entre hombres y animales.

Coincidiendo con la hora del almuerzo se arrojaban a los animales a los prisioneros, bien capturados en las guerras romanas contra los “bárbaros” u otros problemáticos como cristianos o maleantes.

Por la tarde, los “actores principales” salían al ruedo del anfiteatro, el Coliseo, el mayor circo del Imperio romano enloquecía con las luchas de gladiadores.

Anteriormente, los juegos se desarrollaban en el Foro Romano o en el Foro Boario, dotados de estructuras móviles para la ocasión. Durante el Imperio Romano, el Coliseo fue restaurado varias veces debido a los incendios y terremotos que asolaron la zona.

El Coliseo después de los romanos

Después del año 523 d.C, no se han registrado más espectáculos en el Coliseo. Los siglos posteriores vieron el declive del anfiteatro y sus piedras fueron utilizadas para la construcción.

En la Edad Media, el Coliseo de Roma se transformó en una enorme cantera de mármol, plomo y hierro que sirvieron a los papas para construir el Palacio Barberini, Plaza Venecia y San Pedro.

En el exterior del Coliseo romano, se pueden ver las inscripciones que recuerdan la obra de consolidación del anfiteatro y en particular, la prohibición de Benedicto XIV, Papa de 1675 a 1758, para evitar los saqueos al monumento.

Visita al Coliseo romano

La visita al Coliseo es sin duda la atracción más importante en Roma (junto al Vaticano), con más de seis millones de turistas entrando al interior del Coliseo. Para ello lo mejor es reservar con antelación, o utilizar la entrada sin colas del Roma Pass ya que a veces puede ser tedioso esperar, sobre todo si tenemos poco tiempo para conocer Roma.

Otros consejos y recomendaciones son comprar las entradas combinadas en el Palatino donde se suele concentrar menos gente, o por supuesto acudir a primer ahora de la mañana. Por la noche también luce espectacular, con una iluminación que nos invita a sacar fotos nocturnas.

Os ofrecemos la posibilidad de comprar entradas para el Coliseo de Roma, pudiendo consultar los horarios.

Si quieres hacer la visita al Coliseo de Roma sin esperar colas puedes comprar los tours y entradas online.

Horarios de visita al Coliseo de Roma

Entre el último domingo de octubre y el 15 de febrero, el horario es de 8.30-16.30. Desde el 16 d efebrero hasta el 15 de marzo con el mismo horario de apertura pero con cierre a las 17:00h. Del 16 de marzo hasta el último sábado de marzo el coliseo cierra a las17.30. El último domingo de marzo comienza el horario de verano abriendo hasta las 19:15h. En septiembre cierra a las 19h, en octubre a las 18:30h.

El Coliseo sólo cierra el 1 de enero (año nuevo), el 1 de mayo Día de los Trabajadores y el 25 de diciembre (Navidad). No olvidar tampoco que la taquilla deja de vender entradas una hora antes del cierre del Coliseo.

Ubicación y Mapa para llegar al Coliseo de Roma