Himno Nacional de Italia

L’Inno di Mameli – o más precisamente, en Il Canto degli Italiani (también conocido como Fratelli d’Italia – Hermanos de Italia) – es el himno nacional italiano. Se aprobó con carácter provisional el 12 de octubre de 1946 como el himno de la República Italiana.

Origen del Himno de Italia

Goffredo Mameli
Goffredo Mameli

En el otoño de 1847, Goffredo Mameli escribió el texto de Il Canto degli Italiani. Después de haber descartado la idea de adaptarlo a músicas ya existentes lo envió al profesor Michele Novaro, quien escribió la música para el proyecto.  El himno se presentó el 10 de diciembre, en el Santuario de Oregina a los ciudadanos genoveses durante el centenario de la expulsión de los austríacos del Norte de Italia. La ejecución estuvo a cargo de la banda municipal de Sestri Ponente “Casimir Corradi.”

La presentación del himno se hace en un ambiente convulso, puesto que estamos a meses vista de las revueltas populares de 1848, y desafiando la Ley de Asociación, que prohibía la reunión de más de diez personas. Treinta mil personas escucharon el himno y a los pocos días toda la población se había aprendido su sintonía hasta el punto que era utilizado en toda manifestación política y reivindicativa. Durante los famosos cinco días de Milán, la revuleta que desafió las tropas del Imperio Austriaco, los rebeldes lo cantaban a pleno grito, convirtiéndose de pronto en el símbolo del Risorgimiento.

Himnos patrióticos, como el Himno de Mameli (seguramente el más importante) tenían el objetivo de propagar los ideales del Risorgimento y de incitar a la población en la lucha. Cuando el himno comenzó a extenderse, las autoridades austriacas trataron de prohibirlo; visto el fracaso, trataron de censurar la última parte, muy crítica con  los austriacos.

Después de la declaración de guerra a Austria, incluso las bandas militares lo hacían sopar, de modo que el rey se vio obligado a retirar la censura del texto, así como se deroga el artículo del Estatuto albertino, que dicataba  que la única bandera del reino iba a ser la escarapela azul  (abandonando los intentos de reprimir innecesariamente el uso de la tricolor: verde, blanco y rojo).

Cuando Garibaldi inicia el proceso irrversible de unificación de Italia con el desembarco en Sicilia en 1861, Mameli ya estaba muerto, pero las palabras de su himno, que abogan por Italia unidae eran más vivas que nunca.

Letra del himno de Italia
Letra del himno de Italia

Desde finales del XIX hasta principios del siglo XX el himno de Mameli aumentó su popularidad, siendo un grito de guerra en empresas bélicas como la guerra en Libia o la primera guerra mundial.

Después de la marcha sobre Roma, y con el advenimiento del fascismo el Himno de Mameli  y la Marcia Reale se vieron ligeramente desplazados, o al menos complementado con cantos e himnos fascistas que aludían al Duce, como Giovinezza.

Durante la segunda guerra mundial, los partisanos italianos imprimieron sentido a la lucha contra el fascismo con el uso del Himno de Mameli , máxime si tenemos en cuenta que el Rey ocupó una situación ambigua de apoto al Duce, que causó la impopularidad de la Marcia Reale. De forma provisional La leggenda del Piave fue elegida como Himno oficial.

Pasado el conflicto, el Consejo de Ministros de 14 de octubre 1946 designa el himno de Mameli como himno nacional, frente a los que se postulaban a favor de la Leggenda de Piave o el Va Pensiero (famosa aria de la ópera Nabucco) de Giuseppe Verdi. La falta de una referencia en la Constitución, clarificando cual es el Himno oficial ha abierto durante decenios la polémica de si el Himno de Mameli representaba totas las sensibilidades de Italia.

Letra del Himno de Mameli

Fratelli d’Italia,
l’Italia s’è desta,
dell’elmo di Scipio
s’è cinta la testa.
Dov’è la Vittoria?
Le porga la chioma,
ché schiava di Roma
Iddio la creò.

CORO:
Stringiamci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l’Italia chiamò.
Stringiamci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l’Italia chiamò!

Noi fummo da secoli
calpesti, derisi,
perché non siam popolo,
perché siam divisi.
Raccolgaci un’unica
bandiera, una speme:
di fonderci insieme
già l’ora suonò.

CORO

Uniamoci, amiamoci,
l’unione e l’amore
rivelano ai popoli
le vie del Signore.
Giuriamo far libero
il suolo natio:
uniti, per Dio,
chi vincer ci può?

CORO

Dall’Alpi a Sicilia
Dovunque è Legnano,
Ogn’uom di Ferruccio
Ha il core, ha la mano,
I bimbi d’Italia
Si chiaman Balilla,
Il suon d’ogni squilla
I Vespri suonò.

CORO

Son giunchi che piegano
Le spade vendute:
Già l’Aquila d’Austria
Le penne ha perdute.
Il sangue d’Italia,
Il sangue Polacco,
Bevé, col cosacco,
Ma il cor le bruciò.

CORO