Gastronomía de Lucca

Farro de la Garfagnana
Farro de la Garfagnana

Los platos típicos de la cocina de Lucca están -como los del resto de la Toscana– fundamentados en la cocina campesina, combinando los ingredientes básicos pero genuinos del territorio.

El cerdo y sus derivados son el plato cárnico de la mesa, acompañados de polenta, verduras y farro, un cereal típico de la zona y parecido al trigo.

Mientras en la región de la Garfagnana las sopas definen una de las partes más “montañesas” de la cocina toscana, en la Versilia costera es el pescado el alimento base para la preparación de unos platos esmerados.

Que comer en Lucca

Una comida típica lucchese debe abrirse con los embutidos locales y panzanella, un pan condimentado con tomate y cebolla.

Entre los primeros platos destaca la garmugia una sopa primaveral con habas, alcachofas, esparragos y guisantes. Otro plato es la farinata, una polenta cocida en una sopa de alubias y cavolo nero. Un tercero es la sopa de farro o frantoiana (huesos de jamón, judías verdes, patatas, zanahoria, cebolla, calabaza, radiquio o col lombarda). De pastas podemos nombrar los tordelli lucchesi, raviolis rellenos de carne de cerdo.

En los segundos platos está la polenta con cerdo, salchichas, higadillos de cerdo, tortilla con panceta, un mixto de verduras llamado frissoglia.

Como acompañamiento, la gastronomía de Lucca siempre tiene en cuenta la polenta y la pasimata (un pan anisado típico de pascua).

Para finalizar los postres, elaborados a menudo con castañas o harina de castañas, como los necci que también llevan ricotta.

Productos típicos de Lucca

Entre los productos típicos destacan el farro de la Garfagnana, la castaña -muy utilizada en la dieta local-, las setas, el tartufo negro y blanco, las fresas, la miel, el cerdo, los quesos pecorinos, los moluscos y crustaceos de Viareggio, el aceite de la Lucchesia