Duomo de Milán

Catedral de Milán
Catedral Duomo de Milán

“Es un poema de mármol”

Mark Twain

Frente al alabador comentario del escritor británico, su compatriota D.H. Lawrence definió el Duomo de Milán comparándolo con un erizo.

Más allá de los gustos, la Catedral de Milán es la obra más importante de la arquitectura gótica en Italia. Majestuoso edificio de mármol blanco, el Duomo se extiende sobre una longitud de más de 157 metros.

Con sus cinco brazos su tamaño es abrumador. La luz pasa a través de las hermosos vidrieras iluminando el interior. La Catedral de Milán, se inició en 1386 y experimentó numerosas obras a lo largo de los siglos. Gian Galeazzo Visconti acometió la obra con la intención de hacer el templo más grande de Italia. Quizá su desmedida ambición no fue calculada porque, si bien en 1418 la catedral ya se consagró, el resto del Duomo sufrió nuevas modificaciones durante otros cuatro siglos.

El resultado final que observamos hace merecedora la espera. Las medidas del Duomo de Milán son ciertamente exageradas: 157 metros de largo, 33 de ancho en la nave,  y 92 en el transepto. Los tejados se decoran con 2.245 estatuas, 95 gárgolas y 135 agujas puntiagudas.

El interior del Duomo permite albergar una misa para 40.000 personas.

Detalle de las estatuas del Duomo de Milán
Detalle de las estatuas del Duomo de Milán

La fachada del Duomo, que se inició desde 1567, fue construida en estilo barroco clásico. No fue  hasta el año 1805 cuando se concluyó el trabajo en la fachada, mientras que la continua construcción de torres pequeñas y pináculos se alargó todo el siglo XX. En uno de los cuatro pináculos de la fachada del Doumo se alza la Madoninna, una estatua de cobre recubierta de oro colocada en 1774.

En contraste con la pureza y color marmóreo de la catedral, su interior es realmente y sombrío, y por que no decirlo un poco decepcionante. Los gigantescos monumentos funerarios y los 52 pilares que delimitan  sus cinco naves no ayudan mucho a distribuir la ciudad.

La Piazza del Duomo se abre al turista llegando desde Via Orefici, dando lugar a una explanada que se asemeja a un patio de butacas donde podriamos sentarnos durante horas a admirar la belleza de la Catedral. Eso si,…si las palomas lo permitieran. Su candidez hace que las tengamos revolteando sobre nuestras cabezas, con el consecuente peligro que implica.

Horarios del Duomo de Milán

El Duomo abre de 7 de la mañana a 19:00 de la tarde todos los días. El tesoro de la cripta permanece abierto de 9:30 a 18:00, mientras que el baptisterio sólo hasta las cinco.

Los tejados de la catedral, quizá la visita más emocionante por ser pocas las catedrales que permiten visitar su techo, abre desde marzo a octubre de 9:30 a 17:30 y desde noviembre hasta finales de febrero cerrando a las 16:15.

Tours y entrada al Duomo de Milán y las terrazas sin colas

Precios del Duomo

La entrada a la Catedral de Milán es gratuita. Por contra el Tesoro, la Cripta y la subida al tejado tienen un precio moderado. La Tarjeta Milano Card permite la entrada a diferentes monumentos de la ciudad, entre ellos la terraza del Duomo.

Información del Duomo

Donde comer. Restaurantes cerca de la Catedral

Oficinas de turismo cercanas

Como llegar

Mapa de su ubicación