Cómo moverse por Italia

Moverse por Italia es sencillo. Las comunicaciones son abundantes, si bien  la calidad difiere del territorio en donde nos encontremos.

Teniendo en cuenta que las distancias más largas en Italia van, debido a la forma de bota, de norte a sur, los recorridos que necesitan más tiempo son los que nos lleven de la zona norte hacia Calabria y Sicilia (con la peculiaridad que tiene esta última por su condición insular).

Viajar y Moverse en Tren por Italia

Trenitalia
Trenitalia para moverse en tren por Italia

Es posible desplazarse por tren entre todos los puntos de Italia gracias a Treni Italia, el ente público que gestiona los desplazamientos en vía férrea. Algunos trenes son viejos, y se pueden tardar muchas horas en recorrer espacios relativamente cercanos, pero el desarrollo de nuevas líneas de alta velocidad en el Norte como la ya operativa Torino-Salerno, y la que funcionará entre Milán y Bolonia, abrirán la veda al nuevo proyecto de renovación de los ferrocarriles italianos.

Una opción para moverse en trenes son los ferrocarriles turísticos que circulan por vías estrechas y que después de servir para el transporte comercial se han recuperado para el turismo de espacios naturales.

Moverse en Coche

El coche es la opción más recurrente puesto que nos otorga flexibilidad horaria y acceso a puntos inaccesibles para aquellos turistas curiosos. La cercanía entre España e Italia hace que no parezca una locura abordar un viaje con nuestro vehículo. Basta un buen mapa de carreteras, paciencia y unas 9 horas desde Barcelona a Milán, o alrededor de 14 horas hasta Roma.

La conducción en Italia puede parecer caótica, anárquica, …en fin, una locura. Y…lo es, especialmente en las ciudades, donde las junglas de Roma, Nápoles y Palermo pueden parecer hasta Mexico, Bombay o Pekín. Pero, pese a todas estas alarmas que podamos marcar, el índice de accidentes no es más elevado que en otros países europeos. Como dice el refrán “Donde fueres, haz lo que vieres”. Simplemente debemos estar algo más atentos, y entender como funcionan los gestos, los hábitos, o las indicaciones de los italianos. Un ejemplo es el mal uso de los intermitentes, cuyo uso es casi testimonial.

Hay asociaciones de moteros que ofrecen información sobre las condiciones de las carreteras, y consejos para moverse en moto, como por ejemplo www.siciliainmoto.it.

Viajar en avión entre las ciudades italianas

Moverse en avión en Italia no es más caro que hacerlo en España. AirItalia es la compañía histórica, pero con la irrupción de las agencias low cost podemos encontrar vuelos baratos con RyanAir entre otras. En el norte los aeropuertos más importantes son el de Malpensa  y Linate, ambos en Milán, y el de Venecia (Marco Polo), considerado el tercer más importante del Norte. Ver ofertas de vuelos.

Viajar en Barco o Ferry por Italia

El barco es una buena opción si disponemos de mucho tiempo, o si tenemos la necesidad de llegar a islas donde no existen aeropuertos, como las islas Eolias, al norte de Sicilia. Los puertos de Ostia en Roma, Nápoles, son muy aconsejables para acceder a Sicilia o Cerdeña desde donde operan diferentes empresas de transporte en ferries. Y los de Trieste, Bari y Venecia para moverse por el Mar Adriático con conexiones hacia Croacia, Grecia o Eslovenia.

Traslados desde aeropuertos

Si llegas y no dispones de coche alquilado y buscas un servicio de transfer existen opciones para traslados desde cualquier aeropuerto de Italia hasta tu destino. Más información