Cómo llegar a Florencia

Aeropuerto "Peretola" de Florencia (Foto Flickr de Rob Junior)
Aeropuerto “Peretola” de Florencia (Foto Flickr de Rob Junior)

Florencia, capital de la Toscana y lugar de visita obligada para los amantes de Italia, ofrece múltiples conexiones con el resto de Europa, ya sea en avión, tren o por carretera. En esta sección le explicaremos cómo llegar a Florencia y le daremos algunos consejos útiles para preparar su viaje a la ciudad.

– Cómo llegar en avión:

Florencia dispone del Aeropuerto Internacional Amerigo Vespucci (FLR), conocido popularmente como Peretola. El aeropuerto tiene muy buenas conexiones con el centro de Florencia, al cual se puede llegar en un cuarto de hora aproximadamente en autobús o en taxi.

La compañía Ataf-sita ofrece el servicio “Vola in Bus” (Vuela en autobús), cuyo servicio cuesta 4’50€  el trayecto, y que conecta el aeropuerto de Peretola con la estación de tren central. El autobús sale de la estación de tren de Florencia cada media hora desde las 5:30 hasta las 8 de la tarde. Cabe señalar que a las 5:30 el autobús parte de la esquina de Valfonda y Piazza Adua, al norte de la estación de tren, en lugar de la parada de la compañía Ataf-Sita (al oeste de la estación de tren). El billete se puede comprar al subir al autobús.

Otro modo de llegar al centro desde el aeropuerto de Florencia es en taxi. Los taxis florentinos ofrecen para este trayecto una tarifa predeterminada de 25€, añadiendo 1€ por cada pieza de equipaje.

Las compañías aéreas que operan en el aeropuerto AmerigoVespucci son Alitalia o la compañía de bajo coste Meridiana (www.Meridiana.it).

Sin embargo, la manera más barata de llegar a la capital Toscana es volando hasta el aeropuerto de Pisa (a unos 100km de Florencia), donde operan grandes aerolíneas de bajo coste, como Thomsonfly, Easyjet, Ryanair, Transavia y HLX.

El aeropuerto de Pisa y el centro de Florencia están conectados por tren y autobús. Puede usar estos dos servicios que parten desde la entrada principal del aeropuerto de Pisa. La estación de autobús en Florencia está situada justo enfrente de la estación de tren “Firenze Santa Maria Novella”. El precio del trayecto es de 4,50€  (Puede consultar los horarios en www.trenitalia.it).

La empresa Terravision cubre el trayecto en autobús entre Pisa y Florencia y su coste es de 10€ sólo la ida. (Consulte horarios en www.terravision.eu/florence_pisa.html).

– Cómo llegar en tren:

Estación de Santa Maria Novella en Florencia (Foto Flickr de hnguyen117)
Estación de Santa Maria Novella en Florencia (Foto Flickr de hnguyen117)

El moderno y rápido tren Eurostar conecta Florencia con las principales ciudades de Italia, además de los trenes locales y trenes exprés que llegan a Florencia provenientes de toda Europa.

La estación principal es Firenze Santa Maria Novella, a la entrada del casco histórico de Florencia. Otras estaciones más pequeñas son Firenze Rifredi y  Firenze Campo Marte (cerca del estadio de Florencia).

Si coge el tren Intercity hasta Florencia, seguramente tendrá que hacer trasbordo en la estación Rifredi para llegar a Firenze SMN. (Consulte horarios y trayecto en www.trenitalia.it)

– Cómo llegar en coche:

Florencia está conectada por dos “autostrade” (autopistas): la A-11 y la A-1 y otras carreteras principales como la Florencia-Pisa-Livorno o la de Firenze-Siena.
La Autostrada A1 que cubre el trayecto Milán-Bolonia-Roma-Nápoles.
La Autostrada A-11 Florencia-Prato-Lucca-Pia-Livorno (llamada Autostrada del Mare), coneca la ciudad con la costa tirrénica.
La carretera nacional ss67 conecta Florencia con Pisa al oeste, y con Forlí y Rávena al este.

La manera más fácil de entrar y salir de la ciudad desde la Autostrada A-1,es utilizar la salida de “Firenze Certosa“. Esta es la misma ruta para aquellos que viajen a Siena por la autopista “Fi-Si”. Si usted viene o se dirige a Pisa por la A-11, le aconsejamos ir por  “Firenze-Certosa”.

Conducir por el centro histórico de Florencia está estrictamente prohibido, excepto para los residentes con permiso. La zona está vigilada mediante cámaras y los coches que se salten esta prohibibón son multados. Existen tres tipos de aparcamiento: la zona blanca, amarilla y azul. La zona blanca es exclusivamente para los residentes, la amarilla también es una zona reservada, por lo tanto sólo podrá aparcar en la zona azul. Los parkings y garajes de Florencia son bastante caros, ya que cuestan más de un euro cada hora entre la 8 de la mañana y las 8 de la noche.

Si quiere disfrutar de aparcamiento gratuito, puede probar en “Piazzale Michelangelo”, al sur de la ciudad. No obstante, existe un límite de tiempo que debe ser respetado si no quiere que retiren su coche. Esta zona se encuentra a unos 20 minutos a pié del centro de la ciudad, pero tiene unas maravillosas vistas de Florencia.

– Cómo llegar en autobús

Es posible llegar a Florencia por carretera, como hemos visto, ya que numerosas compañías europeas cubren este recorrido hasta la ciudad toscana. Al lado de la estación de tren de SMN encontramos el servicio de Eurolines, que conecta Florencia con otras ciudades europeas.

También puede llegar a la ciudad desde diferentes puntos de Italia. El servicio está gestionado por diversas compañías, entre las que cabe destacar SITA (www.sita-on-line.it), cuya estación se encuentra en frente de la estación de tren de Santa Maria Novella. Otras compañías importantes son CAP, LAZZI y COPIT.

Son frecuentes las conexiones entre Florencia y otras ciudades toscanas como Siena, Poggibonsi, San Giminiano, Volterra, Arezzo, Castellina en Chianti, Pisa, Pistoia, etc, y con ciudades de la Emilia Romaña.

En general las paradas de autobús de Florencia tienen rutas establecidas y son fácilmente reconocibles ya que llevan el mismo nombre de la calle o de los lugares cercanos más relevantes. A menudo, el horario de estos autobuses no está especificado. Los billetes para viajes locales se tienen que comprar con antelación en los estancos, llamados Tabacaio, o en kioscos, y tienen validez de una hora. El precio medio de estos billetes es de 1,20€, y de 2€ si se compran a bordo del autobús.